Castellano

Cada vez sois más la gente de fuera de Euskal Herria, los que visitáis mi blog y os tenéis que conformar con ver las fotos y vídeos, sin poder entender nada del texto. Por ello, a partir de ahora, os pondré la traducción del texto principal de cada entrada en este apartado. ¡Que lo disfrutéis!

Maiatza, ekintzaz betetako hilabetia
Al igual que en los últimos años, el mes de mayo de este año lo tuve muy cargado, con salidas, cursos y charlas sobre anfibios y reptiles. Sé que ha pasado mucho tiempo desde mayo, pero creo que merece la pena recordar las diferentes actividades.
Por un lado, hice de guía en unas salidas para conocer los anfibios y reptiles de los parques naturales de Gipuzkoa, organizados por la red de los parques. Tuvimos que suspender la salida de Arantzazu por el mal tiempo, pero en las otras 4 salidas tuvimos un tiempo excepcional y vimos bastantes bichos. No es fácil ver muchas cosas en un pequeño recorrido de 2-3 horas, pero este año hemos tenido mucha suerte y la gente que se animó a las salidas tuvo la ocasión de ver de todo. Aquí tenéis algunas fotos de las salidas.
Por otro lado, estuve en un curso organizado por la Sociedad de Ciencias Aranzadi. Era un curso para aprender a identificar los anfibios, reptiles y odonatos, y a mí me toco impartir la parte de los reptiles. Con un programa de todo el día, a la mañana impartimos la parte teórica y luego nos fuimos al monte, a intentar ver en directo los animales.
Anduve también guiando una salida nocturna para ver anfibios, organizado por el grupo naturalista Arkamurka, de Zarautz.
Por último, tuve la oportunidad de dar una charla en Mallabia, acompañado de Juankar Andres. Se animaron 30 personas y mostraron gran interés. Fue una charla muy enriquecedora para nosotros.
En total han sido 170 las personas que se han animado a estas actividades. Creo que la gente se quedó muy satisfecho, y ya es algo que haya 170 personas más que vayan a respetar a los anfibios y reptiles. Poco a poco vamos dando la vuelta a las mentiras y mitos que rodean a estos animales.

Hontza ertaina (Asio otus)
Búho chico (Asio otus)
Hace alrededor de un mes, estuve en la isla de Zuaza, pasando 3 días con los alumnos del colegio. Al llegar la primera noche, empecé a escuchar sonidos de búho chico (Asio otus). A decir verdad, no tenía muchas esperanzas de encontrarlos, pero para mi sorpresa, vimos unos cuantos, muy tranquilos, pasando de nosotros, comunicándose entre ellos. Tuvimos la oportunidad de verlos muy de cerca, tanto yo como los otros dos profesores que vinieron conmigo.
Siendo una especie que no había visto nunca, y sabiendo que es rara en el País Vasco, fue una gran sorpresa para mí, ver tantas y tan cerca. Estaba con la cámara vieja y con el objetivo adecuado en casa, pero aun así, les pude sacar algunas fotos decentes.
Volvimos a escucharlos la próxima noche y lleve a unos alumnos a verlos. Disfrutaron muchísimo viendo tan cerca a los búhos, y yo también feliz, transmitiendo la admiración por la naturaleza, jaja.

Astebukaera pasa Nafarroa hegoaldian
De fin de semana al sur de Navarra
Después de haber estado tiempo sin publicar nada, se me han juntado unas cuantas cosas para publicar. Tendré que ir poco a poco mostrando las cosas vistas en primavera, y para empezar, os muestro unas fotos sacadas el fin de semana pasado.
Anduve por el sur de Navarra, junto con Aitor Montes Arrondo y Haritz Arrieta Odria. Sin alargarme escribiendo, os muestro unas fotos sacadas allí.
Como no habíamos estado antes en las Bardenas reales, decidimos dar una vuelta también por ahí, haciendo unas cortas paradas en varios puntos de agua.
A parte de las especies de anfibios y reptiles mostradas, vimos también lagartija colilarga (Psammoromus algirus), lagartija parda (Podarcis liolepis), sapo común (Bufo spinosus) y larvas de sapo corredor (Epidalea calamita). Haritz vio también una culebra bastarda que se escondió como un rayo. Otra vez más, fallamos con la bastarda…
Tuvimos también la oportunidad de avistar aves, aunque no tengo muchas fotos para mostraros. Vimos muchas rapaces, pero el ave que más ilusión nos hizo fue sin duda, un macho de oropéndola (Oriolus oriolus).
Os mustro también esta curiosa escolopendra, como veis, protegiendo a montones de crías.
Por último, la foto de grupo. Cambiando el formato típico, ¡un selfie con un ocelado! jajaja.
¡Hasta pronto!

Arrabio gaua
Noche de salamandras
La salamandra común es una especie común en nuestros montes, pero a consecuencia de sus costumbres nocturnas, no se ven muchas. Aun así, yendo a un sitio adecuado en una noche de buenas condiciones, se pueden ver cientos de salamandras en pocos metros.
Ayer, con otros dos amigos naturalistas (Aitor Montes y Haritz Arrieta), a la vuelta de ver el recién estrenado documental Cantábrico, pensando que podía ser una de esas noches buenas, cenamos y fuimos al monte a dar una vuelta. No andábamos mal. Llegamos a una zona que teníamos fichado y estaba lleno de salamandras. ¡Había que andar despacio y con cuidado con el coche para no atropellarlos!
Aun siendo todas de la misma especie y subespecie (Salamandra salamandra fastuosa), muestran una gran diversidad de patrones. Unas muy diferentes a otras. En las siguientes fotos tenéis 32 individuos diferentes. Son fotos sacadas en una escasa hora, una después de la otra, y dejamos otras tantas sin fotografiar.
A parte de las salamandras, vimos unos cuantos anfibios más. Aquí unas fotos.

Baso-igel jauzkaria (Rana dalmatina)
Rana ágil (Rana dalmatina)
A mediados de febrero, fui a la zona de Orduña (Vizcaya), con Aitor Montes, en busca de la rana ágil.
Llevaba años sin ver esta especie y teniéndolo tan cerca, a era hora de hacer un nuevo intento. Para nosotros es una especie especial, ya que su distribución es bastante limitada, y todavía más limitada la época de encontrarla. Fuera de la época de celo, suele ser muy difícil encontrar alguna rana y la época de celo apenas dura unas pocas semanas. Si esto fuese poco, dentro de estas semanas también, se pueden ver solamente en días de buenas condiciones. Por lo tanto, resumiendo, durante el año, hay unos pocos días adecuados para encontrar la rana ágil. Este periodo tan limitado y su distribución limitado, le dan un valor especial a esta especie.
En cuanto a su distribución, tal y como acabamos de mencionar, es bastante escaso. Aunque en Europa tiene una amplia distribución, toda la distribución de la península ibérica se limita a unos pocos lugares de Euskal Herria.
Un amigo de la carrera, Oier Virizuela, se encarga del seguimiento de unas charcas de la Zona de Orduña, y nos juntamos con él con la intención de ver la rana ágil. Nosotros no conocíamos la zona, y gracias a él conocimos los mejores sitios para ver la rana.
En principio, fuimos en la mejor época, sabiendo que en los días anteriores las charcas habían estado llenas de ranas. Aun así, no nos tocó un buen día, y en las charcas que visitamos no había ninguna actividad. Las charcas llenas de puestas pero sin apenas ranas. ¡Qué mala suerte! Al final, después de visitar diferentes charcas, vimos 4 ranas ágiles. Teniendo en cuenta que en días anteriores se habían visto más de cien ranas, nos quedamos con algo de pena, pero por lo menos pudimos ver algunas pocas.
Aunque vimos pocos adultos, estaba claro que en los días anteriores habían tenido mucha juerga. Las charcas estaban llenas de puestas.
Una rana parecida
Seguramente, alguno de vosotros estará pensando en que ha visto muchas veces esta rana. Pues cuidado, no lo cofundéis con la muy común rana bermeja. Las dos especies son muy parecidas. En la tabla de abajo os muestro las diferencias más notables. Aun así, tener en cuenta que son reglas generales y qué no siempre se cumplen, complicando aún más la diferenciación entre ambas especies.
Rana ágil
(Rana dalmatina)
Rana bermeja
(Rana temporaria)
Cabeza
Puntiagudo
Más corta y redondeada
Tímpano
Más grande (parecido al ojo) y muy cerca del ojo
Más pequeño, más lejos del ojo
Garganta
Clara
Con manchas pardas
Vientre
Blanquecino sin manchas y bordes de color limón
Color crema, con manchas
Patas traseras
Muy largas
Cortas
Puestas
Ensartados a plantas
Sin ensartar en plantas
Aunque fuimos en busca de la rana ágil, vimos también otros anfibios. Sapo partero común, tritones palmeados y renacuajos recién nacidos de ranas bermejas.
Por desgracia, nos dimos cuenta también de una mala noticia. Encontramos bastantes ranas muertas a causa de una grave enfermedad. Os hablaré sobre esto en una futura entrada. 

Katamotz iberiarran bila
En busca de lince ibérico
Después de pasar 2 días en Ciudad Real, buscando anfibios y reptiles, Aitor Montes Arrondo y yo bajamos al parque natural de la Sierra de Andújar, situado en Jaén, con la intención de pasar otros dos días, para intentar ver el lince ibérico. El lince ibérico (Lynx pardinus) es un endemismo de la península ibérica, una especie muy conocida, entre otras razones por ser el felino más amenazado del mundo. Casi todos los ejemplares se reparten en 2 núcleos principales; en Doñana y Andújar. Es este último además, el núcleo más potente.
La mejor época para ver el lince suele ser en diciembre y enero, ya que al ser la época de celo, suelen estar moviéndose de un lado para otro, mostrando mucha actividad. Por lo tanto, en principio, ¡íbamos en la mejor época y al mejor sitio para ver el lince! Además, con todos los blogs y páginas web que hay hoy en día, después de salsear un poco, nos enteramos enseguida de los mejores sitios para esperar al “gato”.
Llegamos a la noche y pensando en dónde dormir, decidimos ir a uno de esos buenos puntos para ver el lince. Nada más entrar al parque natural, empezamos a ver los carteles que indicaban que teníamos que reducir la velocidad, todos con la foto del lince. Al ver esos carteles ¡nos pusimos ya nerviosos!
Adentrados ya en el monte, cogimos una pista llena de baches y mientras teníamos los ojos puestos atentamente en la carretera… ¡toma! ¡Un lince al borde de la carretera, a 2 metros de la furgoneta! Estaba quieto y en la oscuridad no lo vi hasta que al pasar por su lado se movió. Encendimos los frontales y lo vimos marcharse por el prado. ¡Puff, un lince nada más llegar! ¡Y a solo 2 metros además! El primer lince ibérico de nuestra vida, sin duda un momento que lo recordaré durante toda la vida.
Con una gran emoción, seguimos hacía adelante, hasta el lugar donde teníamos pensado pasar la noche. Buscamos un sitio adecuado para la furgoneta, cenamos y a dormir. Dormir en un terreno donde se mueve el lince le daba una emoción especial a esa noche.
Al día siguiente, nos levantamos pronto y nos pusimos a la espera del lince. Desde la pista, veíamos una amplia zona del valle, y con los prismáticos en mano, tocaba estar atentos y tener paciencia.
Era muy difícil localizar un lince en un entorno tan amplio y lleno de arbustos, pero nos juntamos muchos naturalistas en el entorno, y con tantos ojos, había muchas probabilidades de que alguien viese uno.
Así, a media mañana, nos avisaron de que habían visto un lince desde más arriba de la pista. ¡De nuevo con una emoción indescriptible! Nos acercamos enseguida y nos indicaron dónde estaba el lince. ¡Ya nos costó verlo, estaba en la otra punta! ¡Pero allí estaba, sentado en una roca de granito, nuestro 2º lince ibérico!
Después de pasar un rato sentado en la roca, se bajó de ella y desapareció entre los arbustos.
A la tarde recibimos un nuevo aviso, que había vuelto a aparecer el mismo lince. Esta vez lo vimos paseando por el campo, pero seguía demasiado lejos como para verlo con fundamento.
Cuando estaba al terminar el día, nos avisaron de que un macho estaba persiguiendo a otro, paralelos a la pista y bastante cerca. De repente pasó uno al trote a la par de nosotros. Fueron solo unos pocos segundos, mientras aparecía entre los arbustos. Viendo su rumbo e imaginándonos donde podía volver a salir, me preparé con la cámara. Salió por allí, y aunque escasas, nos dejó hacerle unas pocas fotos, antes de volver a esconderse detrás de los próximos arbustos.
No conseguíamos volver a verlo, ni este ni el otro, y según nos dijeron otros, tuvieron una pequeña pelea entre ellos y volvieron hacia el lado contrario. Qué pena no ver ese enfrentamiento…
Al cabo de 2 minutos vimos a los dos en la otra punta del valle, cada uno muy pendiente del otro. Empezaban a correr, se paraban, miraban dónde estaba el otro…
Salieron a una pista y de allí tiraron monte arriba hasta que desaparecieron. ¡Eran el 3º y 4º lince! Y esta vez, por lo menos uno, ¡lo vimos bastante cerca!
Otra vez más, terminamos el día felices. Habiendo visto ya el lince, nuestro deseo para el próximo día era poder verlo más cerca. Y era posible, sobre todo viendo la confianza que tiene con el ser humano. Eso fue lo que más me sorprendió. Le importa un bledo nuestra presencia. Eran de oír las anécdotas que nos contaba la gente que conocimos allí. Incluso nos mostraron fotos donde se veía al lince pasando por la pista, pegado a la gente. ¡Increíble! 
Al día siguiente (30 de diciembre) nos juntamos mucha menos gente. Menos ojos para localizar al lince, pero si aparecía uno, mucho mejor para disfrutar de él tranquilamente. El día empezó muy flojo, sin ningún movimiento en toda la mañana… Hablar con otra gente, oír experiencias… y así, pasando el tiempo…
Por lo menos, veíamos otras especies de vez en cuando.
El día iba avanzando y faltaba poco para que empezase a anochecer, y por lo tanto, para tomar el camino de vuelta hacía casa. Ya casi estábamos quedábamos sin ocasión de ver a otro lince. ¡Pero de repente, pasó uno por detrás de nosotros¡ ¡El 5º lince!
Viendo su rumbo, parecía que iba a cruzar la pista un poco más adelante. Estaríamos unas 10 personas y fuimos hacía adelante lentamente y calladitos, a donde esperábamos que iba a cruzar la pista. Sabiendo que nos podía cruzar delante de los morros, ¡puff, que mezcla de emoción y nervios!
Todos atentos, con la cámara preparada, mirando a los arbustos, y de repente al contrario de lo que esperábamos todos, cruzó la pista por detrás de nosotros. ¡A solo 10 metros de nosotros! Pero como estábamos mirando hacia el otro lado, para cuando nos dimos cuenta ya había cruzado la mitad de la pista y no nos dio tiempo de sacar ninguna foto. ¡Qué impotencia! Aun así, aunque no conseguimos la foto, en nuestra mente quedará para siempre esa imagen. ¡Un lince, cruzando a 10 metros de nosotros!
Después de cruzar la pista, volvió a desaparecer entre los arbustos, pero al poco rato, apareció en la ladera de enfrente. Paseó tranquilamente hasta sentarse en una roca.
Después de estar unos minutos sentado en la roca, volvió a empezar a moverse. Se dirigió monte arriba, para bajar por el otro lado.
Se alejó mucho y le perdimos la pista. Para entonces ya había empezado a oscurecer y era el momento de volver para casa. 
Volvimos muy contentos con los resultados. En una estancia de 2 días, habiendo visto 5 linces, uno de ellos al lado de la furgoneta y otro pasando a 10 metros, no nos podíamos quejar. En realidad pasamos mucho tiempo esperando, pero fue una experiencia que sin duda mereció la pena. Tengo la impresión de que volveremos.
Así terminaba nuestro viaje de navidades por tierras de Ciudad Real y Jaén. 

En busca de anfibios y reptiles en Ciudad Real II
Después de mostrar las fotos de anfibios, hoy os muestro las de los reptiles. A causa de las bajas temperaturas, el invierno no es para nada la mejor época para encontrar reptiles. En muchos sitios pasan el invierno escondidos, pero en el sur de la península, por lo menos los días soleados, suelen estar activos.
Nosotros estuvimos 2 días buscándolos en Ciudad Real. El primer día el sol calentaba bien y pudimos ver bastantes bichos. En cambio, el segundo día, estaba todo el terreno casi congelado y apenas vimos algunas lagartijas y salamanquesas.

En busca de anfibios y reptiles en Ciudad Real I
Aprovechando las vacaciones de navidades, he viajado a la parte de abajo de España, junto con Aitor Montes Arrondo, con dos objetivos principales. Por un lado, queríamos visitar al amigo Raúl León, que vive en Ciudad Real, y ver los anfibios y reptiles que viven por los alrededores. Por otro lado, queríamos ir al parque natural de la Sierra de Andújar, con la intención de ver el lince ibérico. Con los objetivos conseguidos, y como hemos visto bastantes cosas, os muestro las fotos por partes.
Antes de empezar a mostrar las fotos, quiero dar las gracias a Raúl, porque si no fuese por él, no veríamos ni un cuarto de los bichos vistos.
En esta entrada os muestro los anfibios vistos en Ciudad Real. Si hubiera llovido un poco, aparecerían más especies, pero a pesar de esto, nos quedamos muy contentos con lo que vimos. A continuación tenéis las especies vistas.
Pronto os mostraré las fotos de los reptiles. 

Historiaurreko tresnen errepliken erakusketa
Exposición de réplicas de herramientas prehistóricas
Por tercer año consecutivo, Jose Julian Marquez ha preparado una exposición de réplicas de herramientas prehistóricas. Cada año crea nuevas y sorprendentes piezas, gracias a su increíble habilidad. Crea piezas casi idénticas de las originales y la exposición de este año ha vuelto a quedar muy elegante.
Se abrió el 14 de octubre y estará visible hasta el 28, en la Casa Cultura de Elgoibar, de lunes a sábado, entre las 18:30 y las 20:30.
Os muestro unas fotos de la exposición.
Este año, como novedad, nos muestra también unas réplicas relacionadas con el erotismo.
El pasado sábado, organizó unos talleres y después impartió una serie de explicaciones a todos los que se acercaron.

Hegoaldeko suge leuna (Coronella girondica)
Culebra lisa meridional (Coronella girondica)
Os muestro las fotos de una culebra lisa meridional que vimos el martes, al anochecer. Ya vienen las bajas temperaturas y los reptiles empezarán pronto a esconderse.

Zata arrunta (Caprimulgus europaeus)
Chotacabras europeo (Caprimulgus europaeus)
El chotacabras será desconocido para la mayoría de la gente, ya que es un ave de hábitos nocturnos. Durante el día suele estar escondido en el suelo del bosque, y como se camufla muy bien, es muy difícil de encontrar. Pero por la noche sale a cazar insectos y suele ser entonces el mejor momento para verlo. Además, tienen la costumbre de ponerse sobre el asfalto de las carreteras, y en sitios adecuados, se pueden encontrar bastante fácil.
El chotacabras del siguiente video y fotos lo encontramos el pasado sábado, en una carretera rural de Elgoibar.
Es un ave muy confiada y si andamos con cuidado, se deja acercarse. Como podéis ver en las siguientes fotos, en el caso de este chotacabras, nos dejó acercarnos muchísimo. ¡Increíble!

Alpetar kakalardo adarluzea (Rosalia alpina)
Rosalia alpina (Rosalia alpina)
Hoy os muestro un insecto especial, un insecto que se caracteriza por su peculiar coloración. No es para nada común, pero por suerte, todos los años aparece por lo menos algún ejemplar en un rincón de Elgoibar. Son testigos de ello Haritz Arrieta Odria y Arkaitz Irureta Arrieta, y esta vez también, he podido fotografiar al siguiente individuo gracias a ellos. ¡Gracias pareja!

Oñatiko narrastixen ikastaroko argazkixak
Fotos del cursillo de reptiles de Oñati
A principios de julio, se organizó el cursillo de los reptiles de Oñati entre la natur eskola (escuela de naturaleza) de Oñati y la Sociedad de Ciencias Aranzadi, y lo impartimos Egoitz Alkorta Miranda y yo. Nos reunimos en la natur eskola, para comenzar con algo de teoría. Después, les mostramos varios individuos muertos de la colección de Aranzadi, y luego nos fuimos al monte a poner en práctica lo aprendido.
Hacía un tiempo muy malo (bajas temperaturas y lluvia de vez en cuando), pero teniendo en cuenta esto, la salida resultó muy buena. La gente vino con muchas ganas e hicieron un buen trabajo buscando bichos. Vimos lagartijas roqueras (Podarcis muralis) y lagartijas pardas (Podarcis liolepis), luciones (Anguis fragilis), una culebra lisa europea (Coronella austriaca) y 3 culebras lisas meridionales (Coronella girondica). Aparecieron también varios anfibios. Sapo común (Bufo spinosus), sapo partero común (Alytes obstetricans), rana bermeja (Rana temporaria) y tritón palmeado (Lissotriton helveticus).
Se animó un grupo muy majo y Egoitz y yo anduvimos muy a gusto, en buen ambiente. Por último, gracias a Julen y Maider por las fotos que sacaron.

Egun pasa Lizarra inguruan
Pasando el día por los alrededores de Estella
Esta vez os muestro unas fotos de una salida de un día. Aitor Montes Arrondo, Ibai Zubizarreta y yo anduvimos buscando reptiles y anfibios por los alrededores de Estella. Aquí tenéis unas de las especies vistas.
Aparte de estas especies, vimos lución (Anguis fragilis), lagartija roquera (Podarcis muralis), lagartija parda (Podarcis liolepis) y tritón palmeado (Lissotriton helveticus). Y también una culebra que se escapó, seguramente una culebra lisa meridinal (Coronella girondica).

Arratsalde pasa Badaian
Pasando la tarde en Badaia
Hace poco fui a pasar la tarde a la Sierra de Badaia con Aitor Montes Arrondo. Os muestro unas fotos de algunos bichos vistos allí.
Aparte de estos, vimos también lución (Anguis fragilis), rana común, (Pelophylax perezi) y lagartija roquera (Podarcis muralis). 
Aparte de reptiles y anfibios, encontramos también un invertebrado curioso y espectacular, una gran araña de la familia de los licosidos. 

Uhandre eta zapaburuak hiltzen. Zer gertatu da?
Tritones y renacuajos muriendo. ¿Qué ha pasado?
Hace alrededor de un mes, me llamó un amigo, contándome que se dio cuenta que se estaban muriendo algunos anfibios en una bañera de un caserío, y me acerqué para mirar a ver qué pasaba. En esa bañera suele haber tritón palmeado (Lissotriton helveticus) y renacuajos de rana bermeja (Rana temporaria). Había varios muertos y otros a punto de morir. Estos últimos intentaban ir hacía el fondo pero flotaban. En el caso de los tritones palmeados, se les notaba una notable malformación en la garganta, como si lo tuviesen completamente inflado. Para saber lo que estaba sucediendo, consulté a unos expertos (gracias a Ion Garin-Barrio, Xabier Rubio y Jaime Bosch), y parece ser que la causa de las muertes pudo ser una infección bacteriana producida por algún producto químico. 
Por lo menos fue una cosa muy puntual y la mayoría sobrevivieron sin problemas.

Anfibio, narrasti eta odonatuen ikastaroko argazki batzuk
Unas fotos del curso de anfibios, reptiles y odonatos
En la última entrada os informé sobre el cursillo de anfibios, reptiles y odonatos, organizado por la Sociedad de Ciencias Aranzadi. Pasado el cursillo, aprovecho para mostrar algunas imágenes y para dar noticia de las especies vistas. Se animó un grupo majo de jóvenes y diría que el cursillo salió muy bien.
Por un lado, dimos explicaciones teóricas para aprender a diferenciar las especies.
Por otro lado, para ver las especies en directo, realizamos dos salidas. Por la noche fuimos a buscar anfibios y encontramos especies interesantes, entre ellas el tritón alpino! También encontramos anfibios en la salida diurna, pero esta vez, el objetivo eran los reptiles y odonatos. Por parte de los reptiles fue bien la cosa, a pesar de que las 5 serpientes vistas se escaparon a gran velocidad, sin dar oportunidad a que los viésemos todos. En cuanto a los odonatos, tuvimos mala suerte, ya que vimos muy pocos.
Como usé la cámara de fotos solo durante la noche, tengo fotos solo de unos anfibios.
Aparte de estos anfibios vimos también sapo partero común (Alytes obstetricans) y sapo común (Bufo spinosus).
Por parte de los reptiles, vimos lagartija roquera (Podarcis muralis), lagartija parda (Podarcis liolepis), lagartija de turbera (Zootoca vivipara), lagarto verde (Lacerta bilineata) y culebra de collar (Natrix astreptophora). Se escondió también entre las hierbas lo que podía ser una víbora pero no lo puedo confirmar.
Para nosotros fue un placer enseñar a unos jóvenes con ganas de conocer a estos desconocidos animales. Por último, quiero dar las gracias al miembro de Aranzadi Ion Garin-Barrio, por invitarnos a ser parte del cursillo.

Video y lista resumen del viaje a Marruecos y Sáhara
Hoy os muestro un video del viaje, que ha hecho Raúl León. ¡Enhorabuena por el chulo trabajo Raúl!
Por otro lado, como resumen, os muestro la lista de los anfibios y reptiles vistos, con una foto por especie vista. He incluido también las de Algeciras y las 3 especies que vimos muertas (Trapelus boehmei, Malpolon monspessulanus y Cerastes cerastes).
Aparte de estas, si tenemos en cuenta las otras 4 especies que vimos pero no las fotografiamos (Phelophylax pereziPodarcis vaucheriChalcides striatus y Chalcides bedriagai), completaríamos una lista de 45 especies. ¡No es poco!
¡Hasta otra!

Viaje a Marruecos y Sáhara – 7º día
Comenzamos el séptimo día cerca de Assa. Estábamos todavía muy lejos de casa y aunque nos tocaba seguir subiendo, teníamos que aprovechar las últimas oportunidades de buscar bichos. Nos quedábamos mirando los aljibes que estaban al lado de la carretera, y aprovechábamos también para buscar alrededor de estos.
El siguiente día teníamos que coger el ferry y nos tocaba hacer muchos kilómetros de golpe, sin tiempo para parar para buscar bichos. Y el último día, lo pasamos recorriendo la península de abajo arriba, despidiéndome de los compañeros en el camino.
Aquí terminó el viaje de 9 días, a Marruecos y Sahara. Muy cansado, pero muy contento, por todas las especies vistas, por los bichos rescatados y por la gran experiencia vivida.
Antes de terminar, toca volver a dar las gracias a Rafael Vazquez Graña, Emilio Ramírez Oviedo y Raúl León Vigara, por todos los momentos que vivimos juntos. ¡Muchas gracias a los tres! ¡Ha sido un gran placer!
A ver cuando volvemos, ¡que nos han quedado muchos bichos por ver!

Viaje a Marruecos y Sáhara – 6º día
Nada más despertar, tuvimos una visita. Estábamos en el parque nacional de Khnifis y vinieron 2 guardas del parque. Nos dijeron que la noche anterior nos habían visto bicheando por las dunas y que nos querían enseñar los parajes y aves del parque nacional. Sería un plan bonito, pero teníamos que empezar a volver hacía casa y no podíamos quedarnos con ellos.
De vuelta hacía el norte, nos quedamos a mirar otro nuevo aljibe. Rescatamos dos culebras de cogulla, pero por desgracia llegamos tarde para salvar a una culebra bastarda…
Nos entretuvimos también con las lagartijas del alrededor.
Después de comer seguimos hacía el norte, haciendo unas paradas por el camino.
Hicimos también unas compras para integrarnos entre los locales… jeje.
A la noche encontramos unos curiosos jerbos. Eran muy confiados y no se asustaban de nosotros.
Pasado un día más, empezábamos a darnos cuenta de que se nos estaba terminando el viaje.
¡Hasta pronto!

Recorridos para conocer los anfibios y reptiles de los parque naturales de Gipuzkoa 2016
Otro año más, haré de guía en las salidas para conocer los anfibios y reptiles organizados por "Gipuzkoako Parketxe Sarea". Las salidas serán en Aizkorri-Aratz, Pagoeta, Aralar y Aiako Harria, a partir del 1 de mayo, 4 domingos seguidos. Aquí tenéis toda la información.
¡A ver que lagartos, serpientes, ranas, tritones... vemos este año!

Viaje a Marruecos y Sáhara – 5º día
Cerca de donde dormimos había un aljibe y empezamos el día rescatando los Bufotes boulengeri que se encontraban sin poder salir del pozo de decantación del aljibe. En los alrededores encontramos también una lagartija parda (Acanthodactylus pardalis).
Luego fuimos a ver la desembocadura del río Draa. El sitio perfecto para sacar la foto de grupo.
Al lado de la desembocadura, había un paraje especial formado por grandes dunas, y nos acercamos allí.
Después de andar en las dunas, seguimos bajando hacia el sur, con intención de ir hacía Tarfaya. En el camino hicimos una parada, para bichear alrededor de una playa.
Desde esa playa, fuimos al parque nacional de Khnifiss. Había unos parajes espectaculares, formados por grandes dunas. Era un sitio muy adecuado para encontrar a la víbora de la arena (Cerastes vipera) y fuimos allí con ese objetivo. Aun así no conseguimos ver ni uno. Entre otras, vimos los siguientes animales.

Viaje a Marruecos y Sáhara – 4º día
En el cuarto día anduvimos por el desierto de piedra en los alrededores de Assa.
Encontramos un oasis en la mitad del desierto.
Fuera del oasis, otra vez en el desierto, nuestro objetivo era encontrar los espectaculares lagartos de cola espinosa (Uromastyx nigriventris).
Todos los siguientes Uromastyx fueron rescatados de los pozos de varios aljibes. Estaban deshidratados y desnutridos.
Desde Assa volvimos hacia la costa, a Tan-Tan. Queríamos ver las grandes víboras bufadoras (Bitis Arietans) pero no tuvimos suerte. Aun así, encontramos otros reptiles.

Viaje a Marruecos y Sáhara – 3º día
Empezamos el día con un agama y un eslizón rescatados de un aljibe.
Desde Agadir nos dirigimos hacia Tiznit, pero hicimos una pequeña parada en el camino, para ver unas lagartijas que estaban al lado de la carretera.
En Tiznit, anduvimos en un abandonado invernadero, buscando reptiles y anfibios.
En el invernadero tuvimos un pequeño susto. A la hora de hacer la cura, Emilio nos enseñó sus dotes de veterinario, jeje. Bromas aparte, estábamos en buenísimas manos!
Desde Tiznit, seguimos hacia el sur y la próxima parada la hicimos en un sitio repleto de aljibes, con intención de rescatar anfibios y reptiles.
Al anochecer nos dirigimos hacia Assa, pero en el camino nos encontramos con varios bichos.
Cerca de donde estaba la culebra anterior, encontramos esta otra, pero por desgracia había sido atropellada.
Aunque llegamos tarde a Assa, viendo que los anfibios y reptiles estaban activos, seguimos buscándolos sin descanso.
Otro día más, nos fuimos a dormir cansados pero contentos.
¡Hasta pronto!

Viaje a Marruecos y Sáhara – 2º día
En el segundo día, empezamos a bichear en el mismo sitio de la noche anterior, en el bosque de la Maamora.
Dejamos el bosque de la Maamora y después de recorrer bastantes km llegamos a los alrededores de Agadir.

Viaje a Marruecos y Sáhara – 1º día
Hemos andado en Marruecos y el norte de Sahara, conociendo los anfibios y reptiles, y desde hoy en adelante, iré mostrando las fotos de los animales vistos.
Ha sido una aventura increíble! En esta época, las temperaturas han sido un poco bajas y como la actividad de las culebras ha sido algo floja, nos hemos quedado sin ver muchas culebras espectaculares. Pero aun así, nos hemos quedado muy contentos con todas las especies de anfibios y reptiles vistas! Además, así tenemos una excusa para volver!
Con la compañía que he tenido también he estado muy contento. Mis compañeros de viaje han sido Rafael Vazquez Graña, Emilio Ramírez Oviedo y Raúl León Vigara (cada uno de una punta de la península). Unas máquinas en el mundo de los anfibios y reptiles, otro tanto como personas!
La mayoría de los bichos que veréis en las próximas fotos han sido encontrados en su hábitat natural, pero otros muchos han sido rescatados de aljibes y albercas.
Empezamos a buscar bichos antes de pasar a Marruecos. Llegamos muy pronto al ferry y en vez de estar esperando, empezamos a indagar en una campa de al lado de la carretera, en el mismo Algeciras. Sin querer, encontramos un sitio esplendido y en 2 horas aparecieron un montón de especies. Las siguientes fotos son sacadas allí, y a parte de esos vimos también rana común (Pelophylax perezi), gallipato (Pleurodeles waltl), lagartija colilarga (Psammodromus algirus), lagartija andaluza (Podarcis vaucheri), eslizón tridáctilo (Chalcides striatus) y eslizón ibérico (Chalcides bedriagai).
Todavía sin llegar a Marruecos y ya contentos, con todos los bichos vistos en un momento! Ahora sí, nos vamos a África!
Una vez en Marruecos, con los papeleos hechos y pasados los controles, nos dirigimos a nuestro siguiente destino. Fuimos al bosque de la Maamora, un espectacular alcornocal.
Esto fue lo que vimos el primer día. Pronto os mostraré más fotos.

Abubilla (Upupa epops) en Elgoibar
Podríamos relacionar a la abubilla (Upupa epops) con medios cálidos y soleados. Es un ave común en la península ibérica, y se encuentra en casi todo el territorio, excepto en el cantábrico. Los que viven en el sur de la península son residentes, pero los demás (los del norte de la península y los que viven en otros sitios de Europa) suelen migrar a África para pasar el invierno.
Por lo tanto, el único momento para verlos por aquí, es la época de la migración, si algún individuo hace una parada para coger fuerzas. Y así nos ha tocado esta semana. Una abubilla que va hacía Europa, ha parado en los prados del caserío de Altzola-Berazeta, para descansar durante unos días. Por primera vez lo vio el martes (15 de marzo) Haritz Arrieta y desde entonces, por lo menos ha estado aquí durante 4 días. El viernes por lo menos seguía aquí. Si no se ha ido aun, retomará pronto su camino hacia Europa.
A continuación tenéis unas grabaciones y fotos sacadas durante estos días.
¡A ver si en los próximos años también vemos alguno más en Elgoibar!

Anfibiuen erakusketa Oñatin
Exposición de anfibios en Oñati
Un año más, la Natur Eskola de Oñati ha organizado las jornadas medioambientales. Y este año, los anfibios son los mayores protagonistas. A parte de la charla y el curso de identificación, han preparado una exposición sobre los anfibios de Euskal Herria. Han realizado un buen trabajo y ha quedado una exposición muy elegante e interesante. Paneles de información, fotos, diorama, réplicas de especies de anfibios, renacuajos y tritones, juegos... ¡Totalmente recomendable! Está abierto desde el 22 de febrero hasta el 6 de marzo, desde las 18:00 a las 20:00, en la casa cultura de Oñati.
Os enseño también el programa de las jornadas, ya que aún quedan las últimas actividades.

Murgil lepagorrixa (Podiceps grisegena) eta txilinporta lepabeltza (Podicepsnigricollis)
Somormujo cuellirrojo (Podiceps grisegena) y zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis)
Como veis, mientras la mayoría de los anfibios y reptiles siguen escondidos, sigo mirando a las aves. Hace tres semanas, estuve trabajando en Cantabria y aproveché para dar una vuelta por Santoña, ya que en los humedales de alrededor hay muchas especies de aves. Viendo los blogs de otros, supe que en el puerto andaba un somormujo cuellirrojo y yo también lo encontré allí. Debe ser una especie muy rara por aquí, y estando allí, tenía que aprovechar la ocasión. A su alrededor, andaba un zampullín cuellinegro.

Mendi-tuntuna (Prunella collaris)
Acentor alpino (Prunella collaris)
Siguiendo con las aves de alta montaña, hoy le toca al acentor alpino. Es un pájaro más común que los dos anteriores (treparriscos y gorrión alpino), pero aun así, hay que subir a las partes altas de las montañas altas para verlo. Es un ave muy confiado y normalmente se deja acercarse mucho.

Harkaitz-txorixa (Tichodroma muraria)
Treparriscos (Tichodroma muraria)
El treparriscos es un pájaro que se encuentra en las montañas altas y rocosas. En el País Vasco, se encuentra sobre todo en Pirineos, pero también en algunas montañas altas del centro. Se puede ver también en algunos acantilados de la costa. Por ejemplo, yo lo vi una vez escalando la pared de Ogoño.
Es un ave de color gris, pero cuando vuela se le ven unas plumas de color rojo-carmesí con manchas blancas muy características. Gracias a esas plumas, se localiza más fácil, ya que sino suele ser bastante difícil verlo. Además, es una especie bastante escasa, que se encuentra en un hábitat muy concreto.
Las siguientes fotos están sacadas en Mugarra.
Aprovecho par enseñaros las fotos de otro treparriscos que vi el año pasado en la foz de Lumbier.
A ver si la próxima vez consigo mejores fotos, sacadas de más cerca y con las alas abiertas. No es un pájaro fácil...

Elur-txonta (Montifringilla nivalis)
Gorrión alpino (Montifringilla nivalis)
Como os comenté en la última entrada, estuvimos en el Parque Natural de Urkiola, observando gorriones alpinos. Os enseño unas nuevas fotos.

Gorriones alpinos, treparriscos y acentores alpinos
El martes, Juankar Andres, de Mallabia, publicó en su web una entrada sobre los gorriones alpinos. En la península ibérica, esta especie se encuentra en Pirineos y la Cordillera Cantábrica, pero al parecer, unos 20 individuos han venido al Parque Natural de Urkiola, a pasar el invierno. Ayer por la mañana (23 de enero), nos acercamos Haritz Arrieta y yo, con intención de buscar y fotografiar a estas aves. Encontramos enseguida a los gorriones alpinos, y en el mismo sitio, andaban otras 2 especies interesantes. El treparriscos y el acentor alpino. ¡No se ven a estas 3 especies a la vez todos los días! De casualidad los fotografié en la misma foto.
En los próximos días os mostraré las fotos de cada especie. Aquí un adelanto.
¡Muchas gracias Juankar!

iruzkinik ez:

Argitaratu iruzkina